“Alexa, elimina todo lo que he dicho hoy”: la nueva función de Amazon para controlar la privacidad con la voz | Tecnología



Cuando un usuario pronuncia la palabra “Alexa”, el asistente de Amazon comienza a grabar. La compañía almacena cada orden para mejorar el funcionamiento del sistema: tanto si se le pide que ponga música o muestre una receta como si se le solicita que lea las noticias del periódico. Pero, además de guardar estas peticiones, también ha almacenado conversaciones privadas en varias ocasiones en las que dispositivo se ha activado por error. En este contexto, Amazon intenta tranquilizar a sus usuarios con nuevas funciones. A partir de ahora, será posible pedirle directamente por voz a Alexa que elimine todas las conversaciones de un día en concreto.

“Alexa, elimina todo lo que he dicho hoy” y “Alexa, elimina lo que acabo de decir” son las dos nuevas órdenes con las que los usuarios pueden suprimir las grabaciones de voz almacenadas por la compañía. Amazon permite desde este miércoles hacer uso de estos comandos, según The Washington Post. EL PAÍS ha contactado con la compañía, que no ha confirmado si las nuevas funciones ya están disponibles en todo el mundo.

Pese a que de esta forma se facilita la supresión de las conversaciones, la medida es aún limitada. Por el momento, Amazon no permite que los usuarios puedan pedir por voz al asistente que elimine las grabaciones de una semana completa, un mes o incluso todas las conversaciones almacenadas. Tampoco ofrece la opción de deshabilitar el almacenamiento automático.

Hasta ahora, los usuarios podían borrar las grabaciones almacenadas solo a través de la app o de la web. La implementación de nuevos comandos para facilitar la eliminación de las grabaciones llega después de que el gigante tecnológico líder en el mercado de altavoces inteligentes se haya visto envuelto en múltiples polémicas. Varios empleados de la compañía explicaron hace dos meses a Bloomberg que el altavoz inteligente se activa por error en algunas ocasiones. Uno de ellos aseguró escuchar unas 100 grabaciones al día en las que Alexa se activa sin que el cliente se lo pida. De esta forma, aseguraron haber llegado a oír conversaciones privadas e información personal como nombres o datos bancarios.

Estos mismos empleados relataron que Amazon cuenta con miles de trabajadores en todo el mundo que revisan a diario conversaciones aleatorias que los usuarios mantienen con Alexa. La compañía de Jeff Bezos reconoció en un comunicado que anota “un número extremadamente pequeño de interacciones de un conjunto aleatorio de clientes para mejorar la experiencia del cliente, siempre después de haber utilizado la palabra de activación de un dispositivo”. Pero subrayó que bajo ninguna circunstancia los empleados pueden saber de qué usuario son las grabaciones.

Por el momento, Amazon no permite que los usuarios puedan pedir por voz al asistente que elimine las grabaciones de una semana completa, un mes o incluso todas las conversaciones almacenadas. Tampoco ofrece la opción de deshabilitar el almacenamiento automático

Pero unos días más tarde, el mismo medio reveló que los empleados, además de tener acceso a diferentes conversaciones, también podían acceder a la dirección exacta del usuario. En una contestación a Bloomberg, Amazon negó la información. En su lugar aseguró que “el acceso a las herramientas internas está altamente controlado y solo se concede a un número limitado de empleados que requieren estas herramientas para entrenar y mejorar el servicio al procesar una muestra extremadamente pequeña de interacciones”.

A esto se suma que la compañía almacena transcripciones en texto de las conversaciones con el asistente aunque se eliminen las notas de voz, según el portal especializado en tecnología CNET. Amazon afirmó al mismo medio en un correo electrónico estar trabajando para eliminar estas transcripciones: “Cuando un usuario elimina una grabación de voz, también eliminamos el correspondiente texto transcrito asociado con su cuenta de nuestros principales sistemas Alexa y de muchos subsistemas, y tenemos trabajo en marcha para eliminarlo de los subsistemas restantes”.

Otras novedades

En un momento en el que varios expertos en privacidad alertan sobre el uso de dispositivos conectados, la compañía centra sus esfuerzos en convencer al usuario de que protege su privacidad. De hecho, ha anunciado los dos nuevos comandos para facilitar la supresión de las grabaciones aprovechando la presentación del altavoz inteligente Echo Show 5. Este último dispositivo incluye un botón para desconectar los micrófonos y la cámara y cuenta con un indicador visual que avisa cuándo el audio o el vídeo se están transmitiendo al Cloud, Además, incorpora una pestaña que permite tapar la cámara sin dejar de hablar con Alexa.

La compañía también ha presentado un nuevo portal de privacidad que “ofrecerá una única fuente de información acerca del diseño de los dispositivos Echo, así como del control que tiene el usuario sobre su experiencia con Alexa”. La idea es que a través de esta plataforma el usuario pueda aprender cómo funciona el asistente y encontrar los controles de privacidad de una forma sencilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *