Bruselas investiga la criptomoneda de Facebook por posibles prácticas anticompetitivas | Economía



El fundador y consejero delegado de Facebook, Mark Zuckerberg. En vídeo, el spot en el que Facebook anuncia su criptomoneda. Foto: AFP | Vídeo: FACEBOOK

La Comisión Europea se suma a la larga lista de organismos y reguladores que observan con desconfianza la llegada de Libra, la criptomoneda creada por Facebook. Antes de estar disponible en el mercado, Libra ya está en el visor de las autoridades comunitarias de Competencia por “posibles prácticas anticompetitivas”. Al Ejecutivo comunitario le preocupa que la moneda digital utilice los datos de los usuarios para imponer “restricciones a la competencia”, según un documento al que tuvo acceso la agencia Bloomberg.

Bruselas ha enviado cuestionarios a las empresas involucradas en el proyecto, como parte de un proceso de recabar información preliminar. Junto a Facebook, otras 27 compañías —Mastercard, Uber y Spotify entre ellas— se han asociado para el lanzamiento de Libra, con una inversión mínima de 10 millones de dólares por asociado.

El lanzamiento de la criptomoneda estaba prevista para finales del próximo año, pero a raíz de las críticas, el gigante californiano prometió no llevarla al mercado hasta que no se apaciguaran todas las dudas. Algo que no está claro que vaya a suceder. La irrupción de Libra ha generado recelos a ambos lados del Atlántico: ya está siendo examinada por el Congreso de Estados Unidos a través de una serie de audiencias públicas. Y Francia lidera el sector más escéptico en Europa. Su ministro de Economía, Bruno Le Maire, afirmó el mes pasado que la moneda no cumple las condiciones para ponerse en marcha. Lo dijo en el marco de una reunión del G7, cuya presidencia temporal ostenta precisamente Francia, y donde se ha creado un grupo de trabajo con los bancos centrales, el Fondo Monetario Internacional y la presidencia francesa para abordar los riesgos que representan las criptomonedas para la estabilidad financiera.

Además de las autoridades de Competencia, otros reguladores de la UE también están “supervisando la evolución del mercado de los activos de cifrado y servicios de pago, incluida Libra y su desarrollo”, admite a este diario una portavoz del área de servicios financieros de la Comisión. “Es probable que el proyecto requiera algún tipo de autorización en Europa. Corresponderá a la asociación Libra contactar a las autoridades nacionales para obtener las licencias necesarias (si así fuera necesario) antes de lanzar su proyecto en la UE”, augura la misma fuente.

Subida a lomos de una red social que cuenta con más usuarios que la población combinada de China y EE UU, Libra representa un desafío para la banca tradicional en un momento especialmente delicado para las entidades financieras por la amenaza de recesión y la extensión de los bajos tipos de interés: una moneda global que no controlan ni administran, como ya sucede con el resto de criptomonedas, pero con potencial para implicar a cientos de millones de personas mucho más fácilmente que el Bitcoin y las otras divisas virtuales.

Las autoridades europeas también están examinando la posible integración de un tipo de billetera, respaldada por Libra, en aplicaciones de Facebook como WhatsApp y Messenger. Las fuentes consultadas por Bloomberg aseguran que su investigación se centra en la estructura de gobierno y de la Asociación Libra, la entidad que agrupa a las empresas que apoyan la iniciativa de Facebook.

Los supervisores de protección de datos también están preocupados por cómo Libra compartirá información. A principios de mes avisaron de que Facebook tiene el potencial de combinar “vastas reservas de información personal con información financiera y criptomonedas, amplificando las preocupaciones de privacidad sobre el diseño de la red y los acuerdos de intercambio de datos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *