La justicia irlandesa bloquea la huelga de pilotos de Ryanair | Economía



La justicia irlandesa ha fallado este miércoles en favor de la aerolínea Ryanair y ha bloqueado la huelga de pilotos prevista para este jueves y viernes en Irlanda. El Tribunal Supremo de Dublin ha coincidido con los alegatos de la compañía que afirmaba que FORSA, el sindicato que representa a la Asociación de Pilotos Irlandeses (IALPA, por sus siglas en inglés), había convocado la huelga incluso antes de que finalizara el proceso de mediación. Ryanair además apuntaba que un paro supondría la violación de un acuerdo al que la aerolínea y el sindicato llegaron el pasado año. 

La empresa irlandesa no ha tardado en expresar su alegría. “La decisión será un alivio para los miles de pasajeros irlandeses y sus familias, durante la última semana de vacaciones escolares”, ha apuntado la compañía en su cuenta de Twitter.  La aerolínea de bajo coste ha confirmado que todos los vuelos del próximo 23 y 24 de agosto desde y hacia Irlanda se mantienen programados y ha hecho un llamado a los “muy bien pagados” pilotos a retomar las negociaciones. “Ryanair hace un llamado al sindicato FORSA y a sus pilotos irlandeses muy bien pagados, que vuelvan a la mediación para que cualquier disputa sea resuelta sin perjudicar los planes de viaje de miles de pasajeros irlandeses”, ha escrito. 

La aerolínea liderada por Michael O’Leary también ha criticado el hecho de que el sindicato —que representa a más de 180 pilotos— esté solicitando un aumento del 101% para pilotos de Ryanair que ganan 172.000 euros anuales, cuando poco antes se conformaron con una subida del 9% para los aviadores de la aerolínea Aer Lingus a lo largo de tres años. “Un pequeño grupo de trabajadores no debería amenazar con interrumpir las vacaciones de los clientes de Ryanair”, concluye el comunicado. 

La compañía irlandesa se enfrenta en las próximas semanas a varias huelgas en diferentes puntos de Europa. En Reino Unido los pilotos tienen previstos paros en dos turnos: para el 23 y 24 de agosto, y para el 2 y el 4 de septiembre. Ryanair también ha presentado una queja ante los tribunales locales para evitarlo y espera que el fallo se produzca este miércoles. 

En España son los tripulantes de cabina quienes han llamado a la huelga durante 10 días en septiembre —el 1, 2, 6, 8, 13, 15, 20, 22, 27 y 29— después de que fracasaran las negociaciones con la aerolínea este martes. La compañía confirmó el cierre de las bases en Gran Canaria y Tenerife Sur, y dejó en el aire el posible cierre del centro de Girona, debido a la demora en la entrega de los aviones Boeing y la caída de resultados por el alza del combustible. Esta medida puede acarrear en el despido de 350 trabajadores TCP y 150 pilotos, según USO. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *