La sierra y el norte de Mallorca, en aviso rojo por fuertes lluvias | España



La gota fría ha llegado a las Islas Baleares. La anunciada DANA -acrónimo de Depresión Aislada en Niveles Altos- ha golpeado con fuerza Mallorca y Menorca, donde se han registrado las precipitaciones más intensas hasta el momento. La Agencia Estatal de Meteorología ha activado en la tarde del martes el aviso rojo, el máximo de tres, por fuertes lluvias en la zona de la Serra de Tramuntana y el norte y nordeste de Mallorca. La gota fría ha irrumpido en el archipiélago con una fuerte tormenta que ha azotado el sur de la isla de Mallorca a primera hora de la tarde de este martes. El frente tormentoso, con importante aparato eléctrico y granizo, ha entrado por el suroeste de la isla descargando en las localidades de Andratx, Calviá y Palma. Frente a las costas de Santa Ponça (Calviá) se han podido divisar hasta tres mangas marinas simultáneas que se han disuelto antes de tocar tierra.

Debido a la situación meteorológica y la activación del aviso rojo para en las zona de la Serra de Tramuntana y el norte y noeste de Mallorca, la Consejería de Educación ha decidido suspender las clases en 19 municipios de la isla. El inicio del curso escolar previsto para este miércoles se retrasará en Alaró, Estellencs, Puigpunyent, Esporles, Valldemossa, Deià, Bunyola, Sóller, Fornalutx, Escorca, Caimari, Campanet, Pollença, Alcúdia, Artà, Capdepera, Santa Margalida, Muro i Sa Pobla.

El norte y nordeste de Mallorca y la Serra de Tramuntana se encuentran en aviso rojo por fuertes precipitaciones que podrían acumular hasta 180 litros por metro cuadrado en una hora hasta el miércoles a las tres. El resto de Mallorca y Menorca tienen activado el aviso naranja por precipitaciones fuertes o muy fuertes y se pueden acumular hasta 50 litros por metro cuadrado en una hora o llegar a los 100 litros en doce horas, mientras que Ibiza y Formentera tienen activado el aviso amarillo.

La tormenta ha provocado retrasos generalizados en el tráfico aéreo y se han espaciado los despegues y aterrizajes en el aeropuerto de Palma que ha registrado el desvío de tres aviones a Ibiza. Además, las precipitaciones y el aparato eléctrico que se han registrado en Menorca durante la mañana han provocado el desvío de un vuelo de la compañía Easy Jet con origen Berlín que no ha podido tomar tierra en Maó. El puerto de Ciutadella también ha sido cerrado durante varias horas debido al fuerte viento.

La Agencia Estatal de Meteorología ha registrado precipitaciones acumuladas de 155 litros por metro cuadrado en Lluc y 117 en Escorca, mientras que en Pollença se han alcanzado los 46 y los 22 en Andratx. Los intensos aguaceros han provocado el desbordamiento del torrente de Sa Mosquera en Selva que ha obligado a cortar la carretera de acceso al municipio de Caimari. También se ha desbordado el torrente de Sant Miquel en la localidad de Campanet, afectando sólo a caminos rurales y el agua ha anegado varias calles del municipio de Artá. El viento también ha soplado con fuerza alcanzando los 110 kilómetros por hora en la Serra de Alfàbia.

En Menorca y su entorno costero Aemet ha registrado hasta el momento 1.600 rayos. Las precipitaciones han dejado registros de 50 litros por metro cuadrado en el aeropuerto de Maó, 44 en Ciutadella, 14 en Es Mercadal y 12 en Cala Galdana. El servicio de emergencias del 112 ha gestionado hasta las ocho de la tarde un total de 76 incidentes en las islas -60 en Mallorca, 8 en Menorca, tres en Ibiza y uno en Formentera- muchos de ellos por embarcaciones a la deriva, árboles caídos o interrupción de los servicios básicos, aunque no se han registrado daños personales ni materiales de consideración.

La dirección general de Emergencias del Gobierno balear ha decretado la prohibición de realizar actividades al aire libre en espacios naturales, sobre todo en la Serra de Tramuntana e Ibiza por la previsión de lluvias y tormentas. También ha aconsejado extremar las precauciones en los desplazamientos por carretera y se ha activado el índice de gravedad 1 por fenómenos adversos. Se recomienda evitar lugares donde pueda haber desprendimientos de ramas, muros o pareces, así como de cornisas o mobiliario urbano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *