Rivera se compromete a formar un Gobierno con Casado en un mes si suman más que la izquierda | España



El líder de Cs, Albert Rivera, en rueda de prensa en el Congreso. En vídeo, declaraciones de Rivera. Samuel Sanchez | ep

Ante la evidencia de que la repetición electoral prolongará casi otro medio año el tiempo que España no tendrá un Gobierno estable, Albert Rivera promete que si la derecha suma tras el 10 de noviembre, acelerarán los tiempos al máximo para gobernar. El líder de Ciudadanos se ha comprometido este miércoles a acordar un Ejecutivo de coalición con el PP en menos de un mes si los partidos de la derecha consiguen un solo escaño más que la izquierda. “Llamaré a Pablo Casado y formaremos Gobierno. Me comprometo a hacerlo en menos de un mes”, ha anticipado Rivera en una comparecencia en el Congreso. Ciudadanos vuelve a unir su destino al PP, pero no quiere hacerlo en una coalición electoral: Rivera ha descartado integrarse en la iniciativa de España Suma que promueve Casado.

El líder de Ciudadanos ha anticipado que su giro a la abstención en el último momento para la investidura de Pedro Sánchez no va a provocar que deje de oponerse al líder socialista. No hay ningún cambio en ese sentido, al contrario, el no a Sánchez volverá al eje de su discurso, con más motivo porque Sánchez rechazó su oferta para pactar con el PP y Ciudadanos. “Pedro Sánchez renunció ayer al constitucionalismo. Prefiere gobernar en Navarra con Geroa Bai, Podemos y el apoyo de Bildu que hacerlo con el PP y Ciudadanos. Dijo que en Cataluña no hay ningún problema… Ayer, con ese no a la Constitución, a Ciudadanos y al PP, ha cerrado la puerta definitivamente a formar parte del constitucionalismo”, ha afirmado Rivera. “Hoy España tiene un problema, que se llama Pedro Sánchez”, ha zanjado.

El viraje a la abstención sí provoca que Rivera tenga que modular en parte su tono con respecto al veto al PSOE que el partido llevó hasta sus máximas consecuencias en la anterior campaña. Rivera no promete, de momento, que en ningún caso pactará con Sánchez, pero sí dice que su apuesta es un Gobierno con el PP.  “Nosotros tenemos la obligación de ofrecer una alternativa, una esperanza de que ese Gobierno esté liderado por el centro y por el constitucionalismo”. Este miércoles ha insistido además en otros mensajes, elogiando los acuerdos, como que “hay que trabajar para construir puentes” y que “este país no puede seguir cavando trincheras”. Estos tenían que ver con el clima del día, muy marcado por el fracaso de los políticos para llegar a pactos. Más adelante volverá la artillería.

Lo que no hará será integrarse en una coalición con el PP. Rivera lo ha descartado, incluso para el Senado. Su modelo es en andaluz, un pacto posterior a las elecciones. “Sumar es poner los escaños a una suma inteligente que no reste”. “Lo contrario sería hacerle el caldo al señor Sánchez”. Rivera y Casado discutieron sobre ello en la reunión de dos horas que mantuvieron el lunes en el Congreso, pero el líder de Ciudadanos sigue sin verlo porque cree que beneficiaría a Sánchez tener una oposición monolítica enfrente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *