Pablo Iglesias reprocha al partido de Errejón que “no se limiten el salario” y acepten “donaciones privadas” | España



El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha criticado este miércoles que Más País, la formación creada por su excompañero Íñigo Errejón, “no se limite los salarios” y que acepte “donaciones privadas”. Estas palabras, pronunciadas en una entrevista en Radio Cable, se suman a los medidos comentarios críticos que Unidas Podemos ha lanzado a Errejón desde que se supo que concurría a las elecciones del 10-N. Errejón ha respondido poco después a la acusación a través de Twitter y ha asegurado que Más País se ha fijado el mismo límite salarial que tiene Más Madrid. “No participaremos del ruido, pero sí dejamos las cosas claras”, ha asegurado.

A pesar de este reproche, Iglesias se ha mostrado partidario de formar un bloque progresista que incluya a Más País “en proporción a los resultados”. “Tenemos que ser respetuosos con los problemas internos de otros partidos y no podemos ser oportunistas que critiquen. No nos gustaría que lo hicieran con nosotros. Nuestro adversario no es el partido de Errejón sino los poderes, tenemos que defender los intereses de la gente”, ha explicado Iglesias. En cuanto a la decisión del cofundador de Podemos de dar el salto de la política autonómica madrileña hacia el ámbito nacional, el líder de Unidas Podemos cree que “no ha sorprendido a nadie y hay que verlo con naturalidad”. También ha detallado que “las escisiones en política son frecuentes tanto en los nuevos como en las viejos partidos”. Así, ha pedido que se asuma “que hubo compañeros que no querían hacer política en Podemos sino una formación a su medida”. 

El secretario general del partido ha añadido que la investidura fallida se debe a que el presidente en funciones del Gobierno, Pedro Sánchez, “no quería negociar [con Podemos] porque no podría dormir tranquilo. Todo era una excusa”. Un posible Ejecutivo con miembros de Podemos, opina, provocaría que “[la presidenta del Banco Santander, Ana Patricia] Botín y la CEOE estarían menos contentos, llamarían [a Sánchez] a las dos de la mañana y no le dejarían dormir”. Pablo Iglesias considera que la clave para que tras la repetición electoral del 10-N se pueda configurar un Gobierno progresista dependerá del resultado de Unidas Podemos: “Tenemos que estar fuertes para que el PSOE no pueda llegar a acuerdos con la derecha. Él siempre preferirá a Albert Rivera”, ha dicho.

Iglesias ha insistido en que su formación hizo presidente a Sánchez “a cambio de un acuerdo que no se cumplió, como los acuerdos de alquileres. Se comprometió a acabar con las casas de apuestas y no cumplió, como con la amnistía fiscal o la reforma laboral”. El dirigente de Podemos cree que se aplicó un “modelo portugués que no funcionó y por eso se repitieron elecciones”. “Si nos engañan dos veces la culpa ya es nuestra”, ha sentenciado. 

El pasado y futuro de Podemos

Uno de los argumentos más repetidos por Iglesias han sido “las cloacas”, a las que ha definido como “una trama policial y mediática contra Podemos”, a las que su grupo “ha resistido gracias al Podemos del 15M”. “Nuestra asignatura pendiente es dar más protagonismo a los círculos, queremos una secretaría de España vaciada. Nuestra formación es joven y ha pasado dificultades, pero a pesar de las cloacas hemos seguido”, ha dicho.

De cara a cosechar el máximo número de votos posibles en los próximos comicios, Iglesias ha expresado los motivos por los que cree que Podemos merece el apoyo del electorado: “Ahora que todas las portadas admiten que viene una crisis peor que en 2007, somos los únicos que planteamos recortes por arriba. El debate es quién va a proteger a las familias, a los jóvenes que trabajan en precario o a los pensionistas. Ese espíritu mantiene vivo a Podemos”. 

Iglesias también ha afirmado que para él “la política es un paso” y que le gustaría volver a dar clase, aunque “antes de ello quisiera gobernar”. “Creo que me queda mucha mecha todavía. Me gustaría que de estas elecciones surja un Gobierno en el que podamos estar”, ha incidido.

El futuro de Podemos, ha señalado, pasará por una dirección “más feminizada” y unos “liderazgos que no sean tan importantes, sino que sean un proyecto colectivo”. “El hiperliderazgo es un problema y he tenido que asumir mucha presión”, ha agregado. Iglesias ha despejado la pregunta de quién ocupará su cargo después de él: “Los inscritos e inscritas en Podemos elegirán quién viene cuando llegue el momento de decidir”.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *