Las autonomías recibirán 10.000 millones más por la financiación en 2020 | España



La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. En vídeo, declaraciones de Montero. EFE | EP

Las comunidades autónomas recibirán el próximo año algo más de 10.000 millones de euros adicionales procedentes de la liquidación del sistema de financiación de 2018. Así lo ha comunicado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su comparecencia este viernes tras el Consejo de Ministros. Hacienda enviará a cada una de las comunidades de régimen común el saldo favorable que le corresponde tras cerrar definitivamente la contabilidad de 2018. En total, las autonomías recibirán el próximo año más de 117.000 millones de euros para financiar los servicios públicos fundamentales, como la sanidad, educación o las prestaciones sociales. Además, el Gobierno ha aprobado el polémico desbloqueo de las entregas a cuenta de las comunidades —tal como adelantó EL PAÍS—, que asciende a algo más de 4.600 millones de euros. Varias autonomías se han visto obligadas a anunciar recortes de servicios básicos en las últimas semanas y los barones del PP han acusado al Gobierno de hacer electoralismo con esa partida.

El sistema de financiación prevé que las autonomías reciban cada año el 98% de los ingresos estimados que les corresponde por su participación en el IRPF (50%), IVA (50%) e impuestos especiales (58%). Dos años después, cuando se liquida definitivamente el ejercicio contable de ese año, el Gobierno entrega el saldo a favor si pagó menos de lo que les correspondía; esto suele suceder en tiempos de bonanza. O les pasa la factura si les pagó más de lo que debería, algo que habitualmente se produce en tiempos de desaceleración, cuando los ingresos se quedan por debajo de las previsiones.

Montero no rehuyó la polémica; casi buscó el cuerpo a cuerpo frente a “ciertos alarmismos” (en clara referencia a varios Gobiernos autónomos) y “frente a quienes bloquean irresponsablemente” (en relación a los partidos que tumbaron los presupuestos y aceleraron la convocatoria de elecciones en abril). “Este ministerio no ha cambiado de criterio. Desde el primer día buscábamos soluciones para antes de que terminara el año y especialmente [antes de] diciembre, cuando se agudiza el problema de pago”, ha señalado la ministra, a pesar de que pudo hacer esas entregas a cuenta sin ninguna dificultad antes del 28-A.

Finalmente, Hacienda ha encontrado un resquicio para pagar esos fondos en funciones y sin presupuestos, y con el plácet de la abogada general del Estado. La Abogacía del Estado emitió un informe en agosto que impedía liberar ese dinero para no reducir “el margen de actuación” del siguiente Gobierno. Hacienda considera que al repetir elecciones el 10-N es muy improbable que haya Gobierno este año, por lo que el próximo Ejecutivo no se vería afectado al implicar esa entrega a las cuentas de 2019.

La abogada general del Estado ha dado el visto bueno a ese matiz, a pesar de que los técnicos de Hacienda —e incluso una parte de la Abogacía del Estado, según las fuentes consultadas— se oponían inicialmente. Montero ha negado categóricamente “discrepancias”. Pero aun así las dudas siguen encima de la mesa: el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha asegurado en varios mítines preelectorales que confía en formar Gobierno antes de fin de año; los argumentos para aprobar este viernes esa medida, en cambio, se basan en que no habrá Ejecutivo, según Montero, quien ha recordado que en los 10 últimos años se ha tardado una media de 40 días en formar Gobierno. O Sánchez o Montero están equivocados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *