El Gobierno prohíbe dos concentraciones en Mingorrubio contra la exhumación de Franco | España



La Delegación del Gobierno en Madrid ha prohibido la concentración convocada para este jueves por la Fundación Francisco Franco a las puertas del cementerio de Mingorrubio, coincidiendo con la reinhumación de los restos del dictador, al entender que podrían producirse “graves problemas de orden público” en caso de autorizarse. La Fundación que exalta al dictador ha desconvocado la concentración a la espera del recurso que ha presentado contra esta decisión ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La representación del Ejecutivo en la Comunidad de Madrid ha vetado también por los mismos motivos otra convocatoria en el mismo lugar y hora de la Asociación Reivindicativa de la Memoria Histórica Raíces, también de extrema derecha.

La Delegación del Gobierno basa su decisión en un informe de la Policía Nacional emitido el lunes que desaconseja autorizar la concentración -cuyo lema es “rezar por el alma de D. Francisco Franco Bahamonde”- e indica que “nada impide” celebrarla en otro lugar. El informe recuerda los altercados del pasado fin de semana en Madrid “surgidos en una concentración de similar ideología”, la posibilidad de que se reúnan en el lugar grupos “antagónicos” buscando un “enfrentamiento directo”, así como la posibilidad de que se obstaculice el paso de la comitiva fúnebre, desaconsejan la concentración.

La Delegación argumenta que los colectivos de extrema derecha ideológicamente afines a los convocantes están “especialmente activos estos días, atendiendo a lo que está sucediendo en Cataluña”, y se refiere específicamente a los “graves enfrentamientos de orden público” en la manifestación del sábado en la Plaza del Callao, en Madrid, donde se produjeron varias detenciones.

El informe policial hace referencia a la “enorme trascendencia social” de la reinhumación y su “repercusión internacional”, aparte de que la posible afluencia de un número elevado de personas pueden “desbordar las expectativas” del convocante y ocasionar “graves problemas de orden público”. Otro potencial problema es que los manifestantes “confronten” directamente con el dispositivo especial de seguridad diseñado por la Jefatura Superior de Policía de Madrid con motivo del traslado de los restos de Franco y su reinhumación.

Por estas razones, la Delegación observa un “riesgo cierto y concreto de alteraciones de orden público con peligro para personas o bienes” y considera que la única medida adecuada para evitarlo es “la prohibición de la concentración en la fecha y el lugar pretendido”, que es la puerta del cementerio. Añade que “nada impide” que estas concentraciones puedan convocarse en otro espacio público “en el que no concurran las circunstancias expuestas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *