Luciano Méndez Naya: Suspendido el profesor que apoyó a La Manada por criticar el escote de una alumna | Sociedad



“Sé que no es nada personal, no me afecta en ese sentido porque creo que es un enfermo, pero resulta muy violento; nadie debe consentir esto”. Carmen Carballido, de 18 años, alumna de primer curso de Economía de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), asimila lo ocurrido en clase este martes. El profesor de Matemáticas Luciano Méndez Naya —conocido por denigrar públicamente a la víctima de La Manada y por los comentarios machistas a sus alumnas— la conminó a que se tapase el escote o, de lo contrario, se fuese a la última fila, donde él no pudiese verla. “Llegó a decirme que me vestía para provocarlo”. La joven abandonó el aula seguida por todos sus compañeros excepto uno y presentó denuncia en el decanato. Este miércoles, el rector de la USC, Antonio López, ha confirmado la suspensión cautelar de Méndez mientras se inicia un expediente sancionador, una medida que justifica en la “gravedad y reiteración” de los hechos.

Se repite así el procedimiento que la USC llevó a cabo en 2016 por comentarios similares de Méndez sobre el escote de otra alumna, y que finalizó con dos meses de suspensión de empleo y sueldo para el docente. Desde entonces, el profesor titular del Departamento de Economía Cuantitativa de la universidad no ha hecho sino reforzarse en su postura y divulgarla. Preguntado sobre si será expulsado el profesor, el rector ha aclarado que “eso es cosa que hay que analizar en el procedimiento sancionador”, que arrancará “dentro de muy pocos días”.

Este miércoles a primera hora, antes de que el rectorado abriese el expediente, la joven que ha presentado la denuncia se lo cruzó por los pasillos de la facultad. “No es nada agradable; sentí algo de miedo”, dijo.

Los alumnos de Méndez sostienen que el martes abordó abiertamente a la joven en el aula. “Puedes hacer toples o enseñarme las tetas, pero no en clase”, le espetó, conminando al resto de compañeros a que comprobaran si el escote de la joven era o no provocador, “por si no le creían”. Cuando, fuera ya de clase, ella redactaba la denuncia acompañada por sus compañeros, Méndez se les acercó para comunicarles que no se arrepentía de lo que había hecho. “No sé si esta chica ya vino así provocando porque conoce mis antecedentes”, justificó su reacción.

De los 25 profesores del departamento de Economía Cuantitativa de la Facultad de Económicas solo tres, incluyendo a Méndez, están contratados para la asignatura de Matemáticas. Los alumnos sostienen que el docente suspendido cautelarmente, titular de esta materia, se hace fuerte por esta carencia. “Sabe que lo necesitan y que es difícil que lo expulsen”, afirman.

Por su parte, el decanato garantiza a los alumnos que en esta misma semana, o a más tardar el lunes próximo, la plaza de Méndez estará cubierta por otro profesor. “Haremos todo con la mayor diligencia para que esta suspensión no repercuta en el alumnado”, sostienen fuentes de la USC. El departamento asegura que ya estaba tramitando la incorporación de un cuarto profesor de Matemáticas.

El historial de polémicas de Méndez se agranda con este episodio. En 2018, se grabó sentado a la mesa de su cocina pronunciando una diatriba de 12 minutos contra la víctima de La Manada. “La tipa sabe a lo que va”, aseguraba rotundo para añadir: “La chavala se deja hacer evidentemente y disfruta. No vi el vídeo pero no lo necesito”.

En junio de ese mismo año fue arrestado después de agredir a dos agentes de la Policía Nacional en un altercado en relación con el estacionamiento de su vehículo en la zona, prohibida, de la comisaría. Tras pasar la noche en el calabozo volvió a subir su reflexión a las redes sociales. Aseguró que su detención estaba relacionada con su postura “disonante con el feminismo mayoritario” sobre La Manada, y acusaba a la policía de haberle dado “unas hostias gratuitamente”. El pasado mes de mayo, fue detenido por un delito de violencia machista del que finalmente fue absuelto.

Pese a la suspensión, Méndez ha insistido en su postura. “Yo no le doy clase a personas en toples. Da igual que me mande el rector o el presidente de España”, ha asegurado este miércoles en declaraciones a la Televisión de Galicia y TVE, recogidas por Europa Press, en las que ha rechazado preguntas para “contar su historia”.

“A ver si nos enteramos de cómo soy yo. No me preocupa defender esto ante quien haga falta. A mis clases se viene a trabajar”, ha comentado el profesor. Méndez ha añadido que le “preocupa” ser acusado de “maltratador”. “Fui absolutamente absuelto”, ha subrayado en relación a su detención por la denuncia de violencia machista. “Ser acusado de nuevo de no darle clase a gente en toples no me preocupa. Lo asumo perfectamente y lo voy a hacer siempre. Pegarle a las mujeres, no; no soy una persona violenta”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *