El juez abre juicio oral contra la cúpula de iDental por fraude a la Seguridad Social | Sociedad



Los fundadores y propietarios de iDental se encuentran cada vez más cerca del banquillo de los acusados. El magistrado José de la Mata, que ha instruido en la Audiencia Nacional la supuesta macroestafa urdida por los dueños de esta red de clínicas odontológicas, ha ordenado abrir juicio oral contra ellos por un fraude de casi 24 millones de euros a la Seguridad Social. Según consta en un auto del instructor firmado el pasado 30 de octubre, entre otros, se envía a la vista oral a los creadores originarios del entramado, Vicente Castañer y Antonio Javier García Pellicer, y a sus sucesores al frente de la red de compañías, Luis Sans y los hermanos José María y Juan López Garrido.

“Desde el año 2014 se diseña un modelo de negocio consistente en un gran entramado societario opaco, con organigramas empresariales complejos y con la colaboración en unos casos de testaferros, para prestar la actividad médico dental mediante la apertura de clínicas y talleres en toda España y en el extranjero”, subraya De la Mata en su escrito de esta pieza separada, al que ha tenido acceso EL PAÍS. En la causa principal aún sigue instruyendo presuntos delitos de estafa continuada, apropiación indebida, falsedad documental, blanqueo y administración fraudulenta, entre otros.

Según el auto del juez, que diferencia varias etapas en la trama, en la primera se encuentra Castañer y García Pellicer al frente de las 55 empresas del grupo iDental. En este tiempo, los impagos acumulados a la Seguridad Social en 2015, 2016 y 2017 suman 8,5 millones de euros de deuda principal. “En un segundo periodo, la responsabilidad en estos actos defraudatorios recae en Sans y los hermanos Garrido López”, apostilla al magistrado, que cifra el fraude en esta segunda etapa en 16,1 millones de euros. “En este caso, los últimos impagos que se contabilizan son los correspondientes a finales del año 2018, que arrojarían un perjuicio mucho mayor si se consideran los intereses, costas y recargos generados en el proceso”, afirma De la Mata.

A su vez, el instructor de la Audiencia Nacional también pone el punto de mira en Institutos Odontológicos Asociados (IOA), un grupo ligado a Luis Sans —que había liderado la adquisición de iDental mediante Weston Hill— y con el que se quería presuntamente repetir la macroestafa bajo una nueva marca. Según el juez, esta mercantil ocasionó un perjuicio a la Seguridad Social de 1,6 millones de euros.

El caso iDental estalló el pasado año, cuando la red de clínicas cerró de improviso y dejó tirados a miles de pacientes —las autonomías llegaron a calcular que los posibles afectados ascendían a 400.000 en todo el país—, que vieron cómo se interrumpían sus tratamientos o ni siquiera se iniciaban. Entonces, además, se denunciaron casos de mala praxis, el uso de materiales de mala calidad e implantes mal hechos. De la Mata asumió la investigación y concluyó que los propietarios habían diseñado una compleja trama de sociedades para engañar a los pacientes, personas con escasos recursos a quienes les hacían contratar préstamos para financiar sus tratamientos dentales.Un dinero que, además, acababa en las arcas de la compañía y que después, según las investigaciones de la Policía Nacional, era desviado a cuentas controladas por los propietarios y no se destinaba a atender a los pacientes.

En el auto de este 30 de octubre, el juez impone más de 100 millones de euros de fianza a los siete procesados en esta pieza separada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *