EE UU apunta al acetato de vitamina E como causa de la muerte de 39 fumadores de cigarrillos electrónicos | Sociedad



En Estados Unidos han muerto en los últimos meses 39 fumadores de cigarrillos electrónicos y otros 2.051 han sido hospitalizados aquejados de graves daños pulmonares. Los Centros de Prevención y Control de Enfermedades (agencia dependiente del sistema de salud estadounidense; CDC, por sus siglas en inglés) apuntan ahora por primera vez, a la luz de un estudio, a la posible causa del brote: el acetato de Vitamina E. Los cientos de investigadores desplegados en todo el territorio estadounidense que buscan una explicación al goteo de fallecimientos aún desconocen cómo el producto químico daña los pulmones, pero ahora consideran que “están mucho más cerca de tener al culpable” identificado.

“Hemos detectado una sustancia química potencialmente preocupante, el acetato de vitamina E, extraído de muestras biológicas de pacientes con daño pulmonar”, ha explicado Anne Schuchat, subdirectora de los CDC. Los investigadores identificaron la misma sustancia química en un análisis realizado a 29 pacientes, incluidos dos fallecidos, tras tomar muestras del líquido pulmonar.

Los resultados mostraron que todos los pacientes tenían acetato de vitamina E, mientras el tetrahidrocannabinol (THC) —principio activo responsable de los efectos psicotrópicos de la marihuana— ha sido hallado en cuatro de cada cinco pacientes y la nicotina en el 62%.

El acetato de vitamina E —un producto químico de textura pegajosa y aceitosa, que al ser inhalado se adhiere al tejido pulmonar— es utilizado como componente para la elaboración de productos de vapeo ilegales que contienen THC.

“Los últimos hallazgos nacionales y estatales sugieren que los productos que contienen THC, especialmente los procedentes de amigos o familiares, o adquiridos en Internet, están vinculados a la mayoría de los casos estudiados y desempeñan un papel importante en el brote”, describe el informe. Por eso, la agencia federal recomienda no usar productos para vapeo a base de THC, independientemente de dónde se hayan comprado.

La casi treintena de pacientes que se sometieron al estudio provenía de 10 Estados diferentes, por lo que es poco probable que hayan sido víctimas de un solo producto o proveedor de vapeo. Durante una conferencia de prensa celebrada el pasado viernes, Schuchat aclaró que sigue abierta la posibilidad de que otras sustancias químicas o toxinas de los fluidos o dispositivos de vapeo puedan estar causando las graves dolencias respiratorias. “La tendencia en los casos parece ser a la baja, pero entendemos que algunos Estados siguen muy afectados, y esta sigue siendo una investigación muy activa”, agregó.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, adelantó el viernes que esta semana hará un anuncio relacionado con los cigarrillos electrónicos, que incluirá una propuesta que eleva el límite de edad para comprar estos productos de 18 a 21 años. La ley federal es igual para ambos tipos de cigarrillos —tradicionales y electrónicos—, pero aproximadamente un tercio de los territorios han aumentado la edad mínima a 21 años.

Un día antes, Juul Labs, el principal vendedor de cigarrillos electrónicos, anunció que suspenderá las ventas de sus productos con sabor a menta, después de que las últimas encuestas nacionales sobre consumo revelaran que son los favoritos de los jóvenes. Según la encuesta anual de los CDC, el año pasado los estudiantes de instituto que consumieron algún producto relacionado con el tabaco aumentaron un 38%, una cifra que crece principalmente por los vapeadores.

Una sustancia prohibida en Europa

P. L.

El acetato de vitamina E no está permitido en los líquidos para vapear que se venden en Europa. Según explica Arturo Ribes, presidente de la Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo (UPEV), la UE “está más avanzada que Estados Unidos en la regulación de estos productos”. La Directiva sobre los productos del tabaco se aprobó en 2014 y establece que los líquidos que se dispensen tienen que presentarse ante la Comisión Europea con el análisis toxicológico de cada ingrediente. “Los que exceden los máximos de seguridad son rechazados de inmediato y el acetato de vitamina E por inhalación aparece como tóxico”, explica Ribes, quien cree que tampoco es una sustancia abundante en el mercado negro europeo: “La habríamos detectado, pero no se han producido problemas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *