El juicio por la muerte de Diana Quer se retoma con el nuevo intento de formación de jurado | Sociedad



El juicio por el crimen de la joven madrileña Diana Quer, en el que se procesa a José Enrique Abuín Gey, alias El Chicle, como acusado, se retoma este lunes con un nuevo intento de selección de los miembros que han de formar parte del jurado popular, paso previo al inicio este martes de la vista oral. La imposibilidad de conformar el jurado popular tras no alcanzarse el mínimo de 20 candidatos que estipula la ley obligó a retrasar la vista, que debía haber comenzado el pasado martes 29 de octubre.

Abuín tendrá que responder por uno de los crímenes más mediáticos de los últimos años, la desaparición y supuesto asesinato y violación de Diana Quer, por la que se enfrenta, como autor confeso, a la pena de prisión permanente revisable. El proceso se celebrará más de tres años después de la desaparición de Quer, el 22 de agosto de 2016, cuando regresaba a su casa de veraneo caminando desde las fiestas patronales de la localidad coruñesa de A Pobra.

El juicio por la detención ilegal, el asesinato y la presunta violación de la joven, que tenía 18 años, parte con una lista inicial de unos 90 declarantes, entre testigos (50) y peritos (40) de los que 15 serán forenses. Abuín ha confesado ante el juez el homicidio “involuntario” por estrangulamiento, pero aunque ante la Guardia Civil llegó a decir que intentó violarla sin éxito, ante el instructor aseguró que no había “tocado” a la joven. El acusado, de 44 años, se juega la prisión permanente revisable, la pena que reclaman tanto la Fiscalía como la acusación particular, ejercida por los padres de la víctima, por un supuesto delito de asesinato ligado a una violación. El resultado del juicio pende sobre todo de la medicina legal y de las particulares circunstancias en que Abuín se empeñó en ocultar las huellas de su crimen.

Una vez conformado el jurado, y si no hay incidencias como hace dos semanas, el martes arrancará el juicio con la declaración del acusado, en una jornada en la que también está previsto que intervengan como testigos los padres de la víctima. Más adelante habrá cuatro jornadas en las que declararán más de 50 testigos, entre los que figuran familiares de Abuín Gey, conocidos de la víctima, feriantes, policías locales, buzos que participaron en la reconstrucción, agentes que revisaron grabaciones y pistas o vecinos.

Después se sucederán las periciales, en las que declararán 40 expertos. Entre las pruebas que se analizarán está la identificación del vehículo del acusado captado por la cámara de una gasolinera, un informe de imputabilidad del acusado, un informe grafológico, el análisis del rastreo de los teléfonos móviles, o el análisis de huellas y restos biológicos en el vehículo de El Chicle; además de los informes forenses, que cerrarán las sesiones. Por último, previsiblemente dos semanas después del comienzo del juicio, se entregará al jurado el objeto del veredicto, tras lo que se iniciará el periodo de deliberación a puerta cerrada hasta llegar a un fallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *