Bjorn Stevens: “No espero nada de esta cumbre y lo siento” | Sociedad



Bjorn Stevens, director del instituto de Meteorología Max Planck con sede en Hamburgo (Alemania)—uno de los centros de referencia para el estudio del cambio climático— considera que la ciencia debe desarrollar nuevos modelos predictivos que sean capaces de determinar los efectos adversos del calentamiento global regionalmente. El científico, nacido en Augsburgo (Alemania) hace 53 años, ofreció este lunes una conferencia en la Fundación BBVA con motivo de la cumbre del clima que se celebra en Madrid.

Pregunta. ¿Cómo está afectando el cambio climático al mundo?

Respuesta. El mundo se ha calentado un grado en menos de 200 años por los gases de efecto invernadero como resultado de la acción del ser humano, los casquetes polares empiezan a fundirse y aumenta el nivel del agua, entre otros hechos establecidos con total claridad. Pero todavía existe mucha imprecisión en los actuales modelos para predecir eventos de clima extremos en el ámbito regional.

P. ¿Se pueden mejorar esos modelos?

R. Los ordenadores tienen ahora suficiente potencia para poder desarrollar modelos más fiables. Pero debemos planificarnos para ser eficaces y hacerlo de forma coordinada, trabajando juntos en Europa y no dejar pasar 20 años.

P. ¿Cómo pueden reducir los ciudadanos su huella de carbono?

R. Es duro para los ciudadanos individuales. Un buen ejemplo es el amigo de mi hija que se traslada de Berlín a Stuttgart, y es más barato ir en avión que en tren. ¿Le vamos a culpar porque ahorre el dinero y lo utilice en otras buenas causas? Estamos creando falsas expectativas a las personas, diciendo cómo deben comportarse, y no es justo porque se sienten culpables de su conducta. Hay que ofrecerles mejores opciones para que puedan elegir. Venir de Hamburgo a Madrid en tren es un viaje de dos días y se podría hacer en ese mismo medio de transporte en siete horas por la distancia. Sería una nueva forma de facilitar a la gente la movilidad.

P. ¿Cuál es el cometido de la comunidad científica?

R. La ciencia maneja datos globales muy comprobados, pero está inmadura cuando esa información se traslada al ámbito regional y el mundo va a seguir calentándose. Hay una parte de la comunidad científica que pide recursos para hacer frente a los problemas del futuro y yo creo que se necesita organización.

P. ¿Falta tecnología o recursos financieros?

R. Se gasta mucho dinero en investigación sobre el clima, pero los trabajos están muy fragmentados. Incluso con los recursos existentes se puede hacer una tarea mejor si coordinamos más y lo hacemos de forma institucional y más profesionalizada. Además, los científicos debemos compartir la información y ponernos de acuerdo para resolver grandes problemas. Así se ha hecho con el acelerador de partículas o telescopio gigante europeo, por ejemplo. Si se quiere resolver el problema hay que unirse y hacer algo extraordinario de forma conjunta.

P. ¿Qué actitud deben tomar los políticos?

R. Pienso que ha llegado el momento de hablar menos y hacer más. Me gustaría ver que los políticos europeos consideraran el cambio climático como una oportunidad para incentivar la innovación, el uso de nuevas energías, aumentar el secuestro de carbono, mejorar la movilidad o las comunicaciones. Hay tantas cuestiones a abordar. Veámoslo como una oportunidad de reinventar cosas.

P. ¿Qué opina de los negacionistas?

R. Hay gente que cree en Papa Noel, en los marcianos, en cualquier cosa. El problema es que hay personas que intentan manipular el debate para sacar partido de ello y la única forma de defenderse es hablar claro y sinceramente de lo que está ocurriendo. Pero no creo que nos debamos preocupar por ellos.

P. ¿Qué espera de la COP 25?

R. Sinceramente nada y lo siento. Deseo que tenga éxito, pero el 25 aniversario de esta cumbre habla por si solo: en estos años no se ha hecho nada en concreto. Me gustaría que ocurriera algo mágico, pero creo que la acción real tendrá lugar en los parlamentos y en las negociaciones sobre el medioambiente a nivel del G-7 donde habrá acuerdos de naciones. Quizá sea injusto pensar que va a haber un cambio de la noche a la mañana. La COP puede ayudar a aumentar la concienciación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *