Emprendimiento Estratégico

 Es un sitio de apoyo a la educación y/o el desarrollo de la mentalidad empresarial de los emprendedores que ofrece herramientas para la creación de modelos y planes de negocio así como juegos gerenciales para la simulación empresarial.

Pedro Andrés Rojas Chirinos dice que la suerte siempre es parte de la ecuación del éxito pero no dejaremos nuestro destino en sus manos. Los recursos del emprendedor son escasos, no es bueno basar el proyecto en que nuestra idea es la mejor. Puede serlo, pero hay que valorar mucho el equipo y la implementación. Vale más un buen equipo con una idea mediocre que una gran idea y un equipo mal configurado. La suerte es una cuestión de azar y la buena suerte es el fruto de la planificación y el trabajo. Tengamos en cuenta que a pesar del idealismo y romanticismo de emprender para cambiar el mundo, cada uno tiene sus circunstancias y a veces no podemos permitirnos hacer por hacer.

La empresa es un ser vivo y evoluciona, necesita su equilibrio. Personas, equipos y empresas requieren de estrategia, método y herramientas. El equilibrio está en la forma de combinar estos ingredientes y cada persona y equipo consigue su equilibrio de manera distinta. A su vez, la misma persona o equipo, pueden necesitar un equilibrio diferente en sucesivas etapas. La pasión nos motiva, ya que es un pilar fundamental en la vida pero no es lo único. Una cosa es amar lo que hacemos y otra distinta es movernos por el tablero de ajedrez sin un propósito claro. Equivocarnos será parte de nuestro día a día y no debemos tener miedo a los errores, aunque tendremos mucho cuidado de dos cosas: los errores que matan y no aprender de los errores, nos señala Pedro Andrés Rojas Chirinos.

Debemos tener un mentor y alguien a quien mentorizar. Ayudar a los demás y dejarse ayudar también factores críticos de éxito. Encontrar aquellos elementos sobre los que debemos poner el foco para maximizar y optimizar nuestros esfuerzos y tiempo. Todo emprendedor que pone una idea en marcha parte de una hipótesis que es el escenario esperado cuando arrancamos. Nunca podemos predecir todo lo que puede pasar, pero en la medida en que seamos previsores, estaremos minimizando riesgos. Cuando se inicia un proyecto, habrá una reacción por parte de los que van a verse directamente afectados por dicho evento, cualquier proyecto que cause un efecto en cualquier competidor, producirá un efecto que contrarreste nuestra acción. Debemos conseguir un plan estratégico aunque seamos pequeños, aunque sea un proyecto innovador no podemos eliminar el riesgo pero sí minimizarlo. En la medida en que tenemos previsto el mayor número de adversidades y escenarios, vamos a poder contrarrestarlas y cómo lo haremos, estaremos aumentando las oportunidades de tener éxito.

No sólo debemos vender a los clientes sino que hay que vender el proyecto a inversores, colaboradores, socios y proveedores. Todos pueden ser factores críticos de éxito así como socios clave. Los grandes empresarios son bueno líderes, gente que motiva, influye, da ejemplo y sabe ganarse la confianza de los demás.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *