Los obispos proponen la sedación como alternativa a la eutanasia | Sociedad



Los obispos españoles piden que se “elimine el dolor, no a las personas”. La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha presentado este miércoles Sembradores de esperanza, un documento de 70 páginas que contrapone los cuidados paliativos a la eutanasia, como una alternativa para “acoger, proteger y acompañar en la etapa final de esta vida”.

La propuesta de los obispos llega unas semanas después de que PSOE y Unidas Podemos incluyeran una ley de eutanasia como uno de los puntos clave en su posible Gobierno de coalición. Pero es una mera casualidad, según Mario Iceta, prelado de Bilbao: “Llevábamos dos años preparando el documento con decenas de voces, entre las que hay enfermos y profesionales sanitarios”. Fue aprobado en la Asamblea Plenaria de la CEE el 1 de noviembre, antes incluso de las elecciones, pero gira en torno a un debate social que varios partidos han planteado abordar mucho antes.

El pasado septiembre, el Congreso aprobó la toma en consideración de la proposición no de ley para la regulación de la eutanasia propuesta por el PSOE, con los únicos votos en contra de Vox y el Partido Popular, lo que hace intuir que será una de las leyes con suficiente consenso parlamentario como para que se apruebe en esta legislatura, si antes se consigue investir un presidente del Gobierno.

“No existe una demanda social para la eutanasia, pero sí de cuidados paliativos. Nadie quiere morirse, sino que le ayuden en el camino, no sufrir dolor”, ha subrayado Iceta. El documento está a “disposición de quien lo pida”, pero la CEE no se la hará llegar a ningún partido político concreto ni al Gobierno.

Los obispos proponen la sedación suficiente para calmar a las personas, incluso aunque esta llegue a ser profunda y, de “forma indirecta”, acorte la vida del paciente. Es la última alternativa que contemplan para aliviar el dolor de las personas en fase terminal y, siempre con el rechazo a “la tentación de usar la medicina para ayudar a la voluntad de morir” de las personas que así lo quieran.

Jacinto Bátiz, médico especialista en paliativos, ha participado en la presentación junto al obispo de Bilbao y ha reclamado la “universalización de los cuidados”. “Si todos los enfermos que están en situación terminal son bien atendidos y quieren otra cosa, que entonces hagan una ley, pero no tiene sentido que según en la comunidad autónoma donde te mueras recibas distinto trato”, ha subrayado. “Hay mucha gente que dice: ‘No quiero vivir así’. Tenemos que resolver el ‘así’ y para eso antes hay que estudiar cuál es”.

La ley de eutanasia y de muerte digna no son incompatibles. De hecho, el Congreso de los Diputados aprobó una en 2018, a iniciativa de Ciudadanos. Antes de pasar su trámite definitivo por el Senado, se disolvieron las cámaras para las elecciones del pasado abril, por lo que el trámite tendrá que volver a empezar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *