COP25: Greta Thunberg, en Madrid: “Queremos ver acción” | Sociedad



La expectación era tal, que 420 periodistas se acreditaron para escuchar a Greta Thunberg este viernes en Madrid. “La crisis climática sigue siendo ignorada por los responsables políticos y no podemos seguir así”, ha dicho la joven en la rueda de prensa que ha ofrecido esta tarde junto a otros tres activistas. “Hemos hecho huelgas durante más de un año y aun así en realidad no ha sucedido nada, básicamente”, ha añadido. La conciencia social no se traduce en medidas políticas. “No es una solución sostenible que los niños dejen de ir a clase, no podemos seguir así. Nos encantaría ver algo de acción de los líderes políticos, porque la gente sufre y muere por esta crisis climática. No podemos esperar ni un minuto más”. 

La joven, que ha llegado esta mañana a Madrid tras un viaje de más de 10 horas en un tren nocturno desde Lisboa, ha tratado de que no todas las preguntas de los periodistas acreditados se centraran en ella y ha dado la palabra a sus compañeros varias veces durante su intervención. La comparecencia ante la prensa ha durado apenas 40 minutos. Dos horas antes del inicio del evento ya había reporteros haciendo cola para entrar en la Casa Encendida, situada en el centro de la capital. Pasadas las 16.30, los jóvenes han comenzado a hablar. Junto a Thunberg, inspiradora del movimiento Fridays for Future, secundado por jóvenes de todo el mundo que han ido a la huelga cada viernes desde hace más de un año, había compañeros de España (Shari Crespi y Alejandro Martínez) y de Uganda (Vanessa Nakate). 

“En Suecia estamos aprovechando el impulso y volviéndonos cada vez más grandes, se escuchan nuestras voces cada vez más, pero por supuesto, esto no se traduce en acción política, como imagino que ocurre en la mayoría de países”, ha lamentado Thunberg. La joven ha insistido en que ella no es más que “una mera activista climática, una pequeña parte de un gran movimiento”. Por ello, ha respondido a los periodistas que hacen falta más activistas. “No tenéis que escucharme a mí antes que a otra persona”, ha afirmado.

“Por favor, no me planteen preguntas solo a mí, también a mis compañeros”, ha pedido. Pero ha tenido escaso éxito. Era el foco de todas las miradas. “Creo y espero de todo corazón que la COP25 lidere y llegue a algo concreto y que produzca más concienciación de la población en general, y que los responsables políticos se den cuenta de la crisis climática, porque actualmente creo que no son conscientes de la magnitud que tiene”, ha dicho la joven, que tiene 16 años y se ha erigido en una de las principales voces de la lucha contra el cambio climático. 

“Algunas personas quieren que todo siga como hasta ahora y tienen mido del cambio. Y el cambio es lo que nosotros, los jóvenes, estamos trayendo. Y es lo que están intentando silenciar. Esa es una prueba de que estamos teniendo impacto, de que se escuchan nuestras voces, por ello intentan silenciarnos de forma tan desesperada”, ha respondido la joven, quien ha señalado que no se puede saber con certeza qué aspecto tendrá el mundo dentro de una década. “Tenemos que adaptarnos y solventar los problemas, saber de dónde vienen e intentar hacer todo lo posible para prevenir sus posibles consecuencias”, ha afirmado. 

No ha citado los nombres de ningún líder político, pero, preguntada por qué mensaje lanzaría a los ausentes de la Cumbre Climática —entre quienes están el presidente de EE UU, Donald Trump; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron—, ha dicho: “No podemos permitirnos medias tintas ni que pasen más días sin que se tomen acciones reales”. La joven ha enfatizado que en este año y medio de huelga han logrado aumentar el debate. “Pero evidentemente no es ni mucho menos suficiente. Las emisiones no se están reduciendo, sino que van a aumentar un 0,6% en 2019, así que evidentemente no hay victoria. Lo único que queremos ver son acciones reales. Así que si miramos esto desde un determinado punto de vista… es cierto que no hemos logrado nada”, ha reconocido la joven. 

Sus palabras se han visto refrendadas por las de sus compañeros durante la rueda de prensa. “En esta COP no queremos escuchar promesas, ya nos han hecho muchas”, ha afirmado Vanessa Nakate, de Uganda. “No deberíamos mirar qué va a suceder en el futuro, sino a los países que ya están sintiendo el impacto de la crisis climática, como Uganda o Kenia, que han tenido inundaciones durante dos meses, la gente se ha muerto, no tiene casa, hay niños huérfanos… No hay que hablar del futuro, sino del presente”, ha proseguido. “La justicia climática no va a poder llevarse a cabo sin justicia social”, ha dicho Shari Crespi. “No podemos permitir que nadie haga nada”, ha reclamado Alejandro Martínez. Y ha añadido: “Vamos a seguir luchando porque nuestro futuro depende de ello”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *