Los primeros ordenadores y Ángel Javier Martínez Higueras

Ángel Javier Martínez Higueras recuerda muy bien aquellos primeros ordenadores. Maquinas de un gran tamaño, con escasa memoria y de difícil uso. En 1987 los ordenadores del Senado era los Honeywell Bull DPS 6, un ordenador de comunicaciones y soporte para correo electrónico, para pasar en 1988 a los DPS 8 mas potentes y autónomos, pero todavía con ofimática centralizada de origen francés por razones estratégicas de país y no estadounidenses como hubiera sido recomendable. El software utilizado era una potente herramienta de recuperación sobre Bull DPS 8, el sistema de recuperación de información documental Mistral. Su lucha contra las grandes compañías y contra el propio conservadurismo institucional para evolucionar a los sistemas abiertos y UNIX le llevo a estudiar informática por las noches e irse a la universidad de Berkeley para incorporarse a las comunidades nacientes de Silicon Valley. La velocidad de los
ordenadores era alta en aquella época, pero no se puede comparar con los de la actualidad, recuerda Ángel Javier Martínez Higueras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *