Bardem pide disculpas tras llamar “estúpido” a Almeida: “El insulto ilegitimiza cualquier discurso” | Sociedad



El actor Javier Bardem interviene este viernes en la marcha por el clima, en Madrid. En vídeo, las declaraciones de Bardem. Foto: AFP | Vídeo: ATLAS

El actor Javier Bardem se ha disculpado este sábado por haberse “dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo” este viernes en Madrid al final de la marcha por el clima al llamar “estúpidos” al alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida (PP), y al presidente de EE UU, Donald Trump. “El insulto ilegitimiza cualquier discurso y conversación”, ha señalado el intérprete en su cuenta de Twitter. Bardem se ha expresado de esta manera en esta red social después de que este viernes, durante la lectura que hizo del manifiesto de la marcha por el clima, llamara a título “muy personal” estúpidos a Trump y a Almeida, en el caso de este último por querer “revertir Madrid Central y permitir circular por la capital a los vehículos contaminantes”.

El insulto ilegitimiza cualquier discurso y conversación. Por eso pido disculpas por haberme dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje, único y realmente importante
Hilo 👇🏻 pic.twitter.com/90ym9bK5Uu

— Javier Bardem (@BardemAntarctic) December 7, 2019

“El insulto ilegitimiza cualquier discurso y conversación. Por eso pido disculpas por haberme dejado llevar por un impulso en absoluto constructivo que flaco favor hace al verdadero mensaje, único y realmente importante”, ha escrito este sábado el actor. Bardem ha dicho en otro tuit en que “los irrefutables datos de todos los estudios científicos detallados” avisan “de la urgencia climática en la que nos encontramos y la necesidad de que se tomen medidas y compromisos para revertir su galopante avance por parte de todos los países”.

Antes de esta disculpa, el alcalde de Madrid respondió al actor en Twitter y le reprochó sus infracciones a la hora de cumplir sus obligaciones fiscales: “El típico listo, eso sí, muy progre, que piensa que lo de pagar impuestos no va con él”. Almeida se refería en su mensaje a la multa de 151.000 euros que el Tribunal Supremo impuso al intérprete en mayo de 2017 por infracciones tributarias cometidas a través de una empresa de su propiedad y derivadas de la liquidación del Impuesto de las Personas Físicas de los ejercicios 2006 y 2007. El actor hizo entonces pública una nota conjunta con su abogado en la que insistía en que no defraudó a Hacienda y que estaba al corriente de todas sus obligaciones fiscales en España.

Bardem, según el Supremo, recibió remuneraciones de la sociedad Pinguin Films S.L., de la que era administrador único y socio único y que había creado para manejar los ingresos que percibía por los servicios prestados como actor, por un total de 851.327,28 euros, en 2006, y 526.199,35 euros, en 2007. Sin embargo, el trabajo realizado para la sociedad, que era el mismo que facturaba Pinguin Films a sus clientes, se valoró en 188.566 euros, en 2006, y 63.000 euros, en 2007. Para el Supremo, en la diferencia entre las cantidades existía una “falta del mínimo rigor exigible” y “un claro ánimo defraudatorio (…) de los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF, así como la deducción, en sede de la sociedad, de gastos no relacionados con la propia actividad”. 

Almeida, además, ha dado una entrevista este sábado en la Cope en la que se ha preguntado “qué méritos” tiene Bardem en el ámbito de la lucha contra la contaminación como para leer el manifiesto de la marcha por el clima: “Hace lo que siempre hace gran parte de la izquierda: recetas para los demás pero para mí no”. El regidor también ha dicho que el calificativo no le ofende a nivel personal: “La ciudad se ha comportado de manera admirable, los servicios públicos han funcionado de manera extraordinaria, somos la capital del mundo —en materia climática— en estos momentos y a mí lo que me duele es que el nombre de Madrid se vea empañado porque uno decida llamar estúpido al alcalde”.

El intérprete, que ganó un Oscar en 2008 a mejor actor de reparto por su papel en No es país para viejos, calificó este viernes de “estúpido” a Martínez-Almeida por sus posiciones en torno a Madrid Central. El alcalde de la capital hizo campaña con carteles que no dejaban lugar a dudas sobre lo que pensaba de la zona de bajas emisiones, que impulsó Manuela Carmena. “Con Almeida Madrid Central se acaba el 26 de mayo [fecha de las últimas elecciones municipales]”, se leía en su propaganda electoral. Este pasado lunes, en un giro de 180 grados, el regidor se mostró “muy satisfecho” porque la capital haya sido capaz de acoger en menos de un mes la Cumbre Mundial por el Clima (COP25), que iba a celebrarse en Chile, y no dudó en presumir de la implantación del área de bajas emisiones en gran parte de la almendra central de la capital. El regidor aseguró durante la inauguración de la cumbre que su Ejecutivo ha garantizado que se apliquen todas las medidas previstas por el Gobierno anterior, liderado por Manuela Carmena.

Los datos de contaminación avalan la estrategia de Madrid Central: el área de bajas emisiones, que sigue en vigor pese a que Almeida llegó a paralizarla unos días a su llegada al Ayuntamiento, ha impulsado una bajada de los niveles de dióxido de nitrógeno en casi toda la ciudad. Ese objetivo se ha cumplido mientras los tribunales se pronunciaban para evitar la paralización de la zona de bajas emisiones que suponía una moratoria de multas impulsada por el propio Martínez-Almeida tras su llegada al Consistorio. En los últimos días, el alcalde no ha dudado en admitir que incumplirá su promesa electoral de cerrar el área de bajas emisiones, y ha atribuido esa decisión a su pacto con Ciudadanos, partido con el que cogobierna la capital gracias al apoyo de Vox.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *