El vídeo falso sobre el PSOE y Bildu: así emergió y sobrevivió en redes sociales | Tecnología



La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, pide calma ante los abucheos mientras la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, espera para seguir con su intervención. En vídeo, las imágenes de la polémica. EFE | EPV

A las 9 de la mañana del 5 de enero, el segundo día del proceso de investidura, la primera portavoz en intervenir en el Congreso fue Mertxe Aizpurua, de EH Bildu. Tras hablar durante un rato, citó a Arnaldo Otegi, líder de su formación. Se oyeron abucheos. A continuación se refirió a los “más de seis injustos años de prisión” de Otegi. Los gritos arreciaron y la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, tomó la palabra: “La libertad de expresión es uno de los fundamentos de nuestra Constitución y el pluralismo político uno de los valores superiores de nuestro ordenamiento jurídico”, dijo. Los diputados del PSOE aplaudieron esa frase.

Siete minutos después emergió el vídeo grabado desde el hemiciclo que canalizaría la noticia falsa

Eran entonces las 9.22h de la mañana y Cristina Ayala, senadora del Partido Popular, tuiteó: “El psoe [sic] aplaudiendo ante la intervención de Batet mientras la diputada de Bildu hace verdadera apología del terrorismo en el estrado”. La atribución de los aplausos era aún correcta. Pero en seguida apareció algún otro tuit que se refería ya a los aplausos como del PSOE directamente para Bildu.

Siete minutos después emergió el vídeo grabado desde el hemiciclo que canalizaría la noticia falsa: 10 segundos borrosos de giros de cámara entre la tribuna y la bancada socialista con zooms sin sentido. El diputado de Vox Luis Gestoso lo tuiteó y decía que el “PSOE en pleno ovacionaba a la portavoz de ETA-Bildu”.

La vergüenza y el asco elevados a su máxima expresión:el PSOE en pleno en el congreso ovacionando a la portavoz de ETA-Bildu. Cientos de españoles asesinados por esta gentuza, entre ellos concejales socialistas parecen importarle un bledo a Sánchez que los blanquea @vox_es pic.twitter.com/hw1we0lCcf

— Luis Gestoso (@LuisGestoso) January 5, 2020

Gestoso añadió el nombre de @vox_es en el mensaje a modo de alerta para quien llevara la cuenta oficial. En seguida, su tuit de Gestoso y de algunos periodistas y cuentas anónimas tenían vida propia. Los textos que acompañaban eran duros como el de Gestoso.

Antes de las 10 el vídeo ya estaba en la página de Facebook de Santiago Abascal: “5 de enero de 2020. Los socialistas aplaudiendo a los herederos de ETA una vez que obtienen desde la tribuna el salvoconducto de la banda. Pedro Sánchez y el PSOE ya han cruzado todas las líneas rojas de la democracia y de la dignidad. La traición galopa a lomos del socialismo”, escribía el líder de Vox.

Al rato fue el turno de la cuenta de Twitter de Vox. Pero cuando desde Vox recogieron el vídeo, optaron por un mensaje menos beligerante: una lista de socialistas asesinados por ETA. El texto estaba tomado palabra por palabra de este otro:

El PSOE aplaude a Bildu.

Socialistas asesinados por ETA:

Germán González.
Enrique Casas.
Vicente Gajate.
Fernando Múgica.
Francisco Tomás y Valiente.
Fernando Buesa.
Juan María Jáuregui.
Ernest Lluch.
Froilán Elespe.
Juan Priede.
Joseba Pagazaurtundua.
Isaías Carrasco.

— Agustín Benito (@agusbenito) January 5, 2020

Así había nacido y viralizado una noticia falsa. Entre esos mensajes han sobrepasado ampliamente el medio millón de visualizaciones. Faltaba aún otra pieza: la cuenta de Facebook de Vox, que ya supera las 307.000. Entre todos, más las aportaciones de Partido Popular y Ciudadanos, la idea de que el PSOE aplaudía a Bildu ha sido vista de momento más de 1 millón de veces. Vox optó por no sacar este vídeo en Instagram ni Youtube.

¿Y los fact-checkers?

En Twitter no se dedican a vigilar noticias falsas. Los fact-checkers de la web Maldita.es, en cambio, sí verificaron el vídeo una vez viralizó en Twitter. Hicieron un artículo donde desmentían su contenido. Maldita.es es una de las tres empresas de verificación con las que Facebook trabaja en España. Mediante la herramienta de Facebook, alertaron a la compañía de que ese contenido era falso.

El algoritmo de Facebook decide a partir de ahí advertir a los usuarios que van a compartir ese vídeo que es falso. Esto es lo que ocurrió en la página de Santiago Abascal, líder de Vox. Antes de ver el vídeo, Facebook advertía: “Información falsa. Comprobado por verificadores de información independientes”. Si el usuario pedía más información, aparecía que “las afirmaciones principales de la información son objetivamente inexactas” y un enlace al artículo de Maldita.es: “No, el PSOE no ha aplaudido la intervención de Bildu en el debate de investidura: aplaudía a la Presidenta del Congreso Meritxell Batet”.

Los partidos tienen fácil esquivar los controles de Facebook: retoca un vídeo polémico y a ver si cuela

Un rato después la página de Vox en Facebook colgó el vídeo, con el mismo texto que el tuit y una coletilla al final: “Sánchez traiciona a sus muertos”. Ese vídeo no fue considerado “falso” por Facebook. ¿Por qué? La compañía dice que el vídeo que analizó Maldita.es y el colgado por Vox en la cuenta del partido –no en la de Abascal– son distintos. Quizá haya una remota diferencia de edición, imperceptible al ojo humano pero detectable para un robot. La consecuencia es que, según Facebook, lo que era falso en la página de Abascal no lo era en la de Vox.

El post de Vox lleva más de 307.000 visualizaciones y creciendo. El de Abascal lleva solo 94.000 porque en teoría Facebook dice que cuando un contenido es definido como falso, su algoritmo lo enseña a menos usuarios, aunque el vídeo puede seguir viéndose si el usuario quiere. La página de Abascal tiene 100.000 menos “me gusta” que la de Vox.

Las mentiras libres de los políticos

Facebook no verifica las declaraciones de políticos. Un político en esta red social puede mentir libremente, pero no compartir mentiras, a no ser que las modifique ligeramente una vez le han pillado. Los partidos tienen fácil esquivar los controles de Facebook: retoca discretísimamente un vídeo polémico y a ver si cuela. Facebook parece cómodo en este juego absurdo donde su política de verificación queda anulada por la astucia de los encargados de redes en los partidos.

La red social acaba de anunciar que no permitirá los deep fakes –vídeos falsos hechos con inteligencia artifical– en su plataforma en este año electoral en Estados Unidos. Pero los vídeos ligeramente editados, mucho más habituales, podrán seguir en la plataforma, como en este caso.

Por si fuera poco, Abascal puede ahora escribir en un post o decir en un vídeo en Facebook que el “PSOE aplaudió a Bildu” y Maldita.es no lo verificará en la plataforma: “Nosotros no podemos verificar el discurso político en Facebook”, dice Clara Jiménez Cruz, cofundadora de Maldita.es. Es política de Facebook.

El Partido Popular por ejemplo compartió un fragmento del vídeo –con un rótulo donde decía que el PSOE apluadió a Bildu– dentro de un vídeo más largo de más de un minuto donde aparecían discursos de Pablo Casado y otros políticos. Facebook considera muy ambiguo este tipo de contenido. Y es probable que en este año electoral en EE UU estas distinciones sean puestas en duda sin cesar.

¿Qué queda de todo esto? Probablemente un poso útil para quien crea que el PSOE pudo aplaudir a Bildu. Cientos de miles de españoles han visto un vídeo en el que muchos han interpretado lo que querían, sugeridos por los mensajes que los acompañaban. Quien quiera creer que el PSOE aplaudió a Bildu, tiene su apoyo en docenas de vídeos en las redes. Google por ejemplo ahora recomienda “Bildu” como primera opción cuando se teclea “PSOE aplaude”. Las búsquedas de “PSOE aplaude a Bildu” y “PSOE Bildu” se dispararon desde el 4 de enero respecto a meses anteriores, donde apenas existían. Google, en cambio, sí ofrece primero enlaces donde la información es correcta.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *