CAJA DE CONVERSIÓN

La caja de conversión, es aquel sistema cambiario por el que una moneda está respaldada en su totalidad por otra moneda internacional más fuerte y con libre convertibilidad a esta moneda a tipo fijo.

Pedro José Rojas Chirinos, nos indica que la caja de conversión trabaja bajo un régimen cambiario en el cual el compromiso legislativo por el cual se debe cambiar la moneda nacional por una extranjera específica a un tipo de cambio determinado, hecho por el cual, las autoridades emisoras aceptan ciertas restricciones que permitan cumplir con su obligación legal.

Esto quiere decir, que en la caja de conversión sólo se emitirá moneda nacional respaldada por moneda extranjera y que estará totalmente respaldada por activos externos, lo que elimina las funciones tradicionales del banco central, como la de control monetario y la de prestamista de última instancia.

La caja de conversión presenta una serie de características que ayudan a entender de mejor manera la razón por la cual se muestra como una potencial herramienta financiera, por lo que, hemos de notar que:

En primer lugar, dentro de la caja de conversión las reservas de moneda extranjera deben suplir a todos los billetes y monedas de moneda nacional, lo que implica que en cualquier momento todos los depósitos, activos y demás puedan ser convertidos a la moneda extranjera.

En segundo lugar, la convertibilidad es total e ilimitada, por lo que se tiene que no existe restricción alguna a la convertibilidad.

Y en tercer lugar, el banco central tiene prohibido comprar títulos del gobierno, por lo que no podría financiar a la administración en un momento dado.

Ahora bien, la caja de conversión en vista de su funcionamiento, se muestra como un verdadero beneficio para la sociedad, por lo que, guarda en su interior y en la procedencia de su labor, una serie de ventajas que nos ayudan a entender mucho mejor, de qué se trata este movimiento financiero.

Por lo que, dentro de las ventajas de la caja de conversión podemos encontrar, que se utiliza para lograr la estabilidad del tipo de cambio que dota a una moneda, consiguiendo de ésta manera una mayor credibilidad y atención económica que permita a una moneda a priori menos fuerte e inestable lograr objetivos como una baja tasa de inflación y reducción de tipos de interés.

En pocas palabras, la caja de conversión ayuda a dar fuerza a aquella moneda que ha perdido su valor o que desde su procedencia nunca significó gran valor para el movimiento financiero mundial.

Por otro lado, a pesar de ser sumamente beneficiosa, la caja de conversión también presenta una limitación que se refiere justamente al impedimento de llevar a cabo una política monetaria, ya que prácticamente la totalidad de las decisiones se basan en el banco central de la moneda principal a la que está referida, dejando así de lado una de las principales herramientas de los estados y debiéndose financiar y reducir posibles desequilibrios macroeconómicos mediante la regulación de impuestos, y no emisión de deuda.

Pero a pesar de ello, el trabajo de la caja de conversión sigue siendo totalmente necesario e indispensable para la procura y estabilidad del movimiento financiero mundial, de eso no cabe duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *