HABLEMOS DEL CLIMA ORGANIZACIONAL

Hablemos del clima organizacional que tan importante resulta para el tema del emprendimiento, puesto que, la organización es uno de los elementos fundamentales a tomar en consideración por parte de todos aquellos que buscan el emprendimiento como su manera definitiva de formar su vida profesional y por ende su vida personal.

Pedro Andrés de la Santísima Trinidad Rojas Chirinos, nos indica que el clima organizacional hace referencia al ambiente generado por las prácticas de los trabajadores de una empresa y que se materializa en las actitudes que tienen para relacionarse entre sí.

Por lo que, el clima organizacional de una empresa depende de muchos factores y el primero de ellos es la importancia que la propia compañía le dé, tomando en consideración que como clave fundamental, aquellos trabajadores que le den la debida importancia podrán gozar del alcance del éxito que se les ha permitido en función de llevar a cabo una excelente labor de trabajo en la creación de un clima organizacional favorable para sacar adelante el emprendimiento de la mejor manera.

En otras palabras, la importancia del clima organizacional se encuentra en que es la herramienta fundamental para colocar los puntos claros sobre la mesa, en función de establecer un fuerte lazo entre todos los trabajadores de una compañía que deberán aprender a organizarse de manera perfecta, para que así puedan afrontar juntos todos los obstáculos que se presenten en la procura del alcance de los objetivos y con ello, del total éxito de su labor.  

Todo esto, tiene mucho que ver con la existencia de un perfecto liderazgo como elemento esencial en el proceso de dirección, ya que a través del mismo, el clima organizacional se convertirá en el factor de mayor relevancia para el movimiento de la compañía, puesto que las personas como “recurso” son el más difícil de controlar y apostar por la motivación desde la estructura organizacional puede generar altísimos niveles de compromiso y, por ende, de productividad.

Ahora bien, frente a esto hemos de notar con claridad, que las compañías que colocan gran énfasis en la procura y la buena práctica del clima organizacional, son aquellas compañías que alcanzan su nivel deseado de éxito puesto que esto les brinda la mayor rentabilidad posible.

Y aunque se escuche muy fácil y bonito, resulta que el mantenimiento de un buen clima organizacional dentro de las labores de una empresa es un caso muy complejo, es un trabajo que muy pocas compañías pueden lograr de manera absoluta.

Frente a esto, los grandes líderes se han inventado diversas maneras para lograr que el clima organizacional se lleve a cabo de la mejor manera, con incentivos como flexibilidad laboral, becas de estudio, planes de desarrollo al interior de la compañía, relaciones cercanas con las jefaturas y posibilidad de plantear sugerencias y propuestas para el negocio.

Pues las mentes ocupadas y estables son aquellas que entienden de manera educada que mientras el trabajo se lleve a cabo de la mejor manera, sobre los criterios normativos establecidos, entonces tendrá como frutos la prosperidad y el alcance de todos los objetivos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *