LA GARANTÍA

La garantía, es aquel mecanismo que se utiliza para asegurar el cumplimiento de una obligación y así proteger los derechos de alguna de las partes de una relación comercial o jurídica.

Por lo que, es importante destacar que una garantía es un contrato o compromiso exigible mediante el cual, alguna de las partes de una relación comercial o jurídica, se compromete a que en el caso de que no se cumpla con lo pactado o surja algún inconveniente, se protegerán los derechos del afectado intentando reducir al máximo cualquier perjuicio.

Pedro José Rojas Chirinos, nos indica que la garantía es un medio para dar mayor seguridad en los casos en los que exista un riesgo importante de que alguna condición no se cumpla o aparezca un problema.

En función de esto, es importante tomar en consideración que sin las garantías, muchas transacciones no se llevarían a cabo o serían muy costosas ya que alguna de las partes tendría que asumir un riesgo importante de sufrir una pérdida económica.

Frente a esto, es importante destacar que las garantías tienen un rol muy importante en la economía puesto que facilitan las transacciones dando mayor seguridad a las personas de que lo que compren no fallará o lo que pacten se cumplirá.

Por lo que, las garantías son vistas como un buen preludio de seguridad que las personas tienen ante una gran gasto o el préstamo de alguna posesión importante, que harán frente al pago de algún instrumento de valor.  

Ahora bien, dentro de los tipos de garantías que se tienen podemos detallar:

  • De compra: que es el tipo de garantía que asegura al comprador de que si el producto que compró sufre algún desperfecto, el fabricante se hará responsable de repararlo o cambiarlo por uno nuevo, por lo que, las garantías más comunes en estos casos son, limitadas a un determinado período de tiempo, solo cubren desperfectos de fábrica y no el mal uso o accidentes causados por el comprador y se debe presentar algún comprobante de compra o la documentación de la garantía que se entregó al momento de la compra.
  • Personal: en donde una tercera persona se compromete a hacerse responsable en caso de incumplimiento, tomando en cuenta que este tipo de garantía se suele aplicar en el caso de préstamos en donde un tercero llamado aval pagará la deuda si la persona que ha pedido el préstamo no cumple.
  • Real: que se refiere a los casos en donde se deja un activo como garantía de pago.
  • Financiera: se trata de los casos en donde se utiliza un instrumento financiero o dinero en efectivo a modo de garantía.
  • Constitucional: que se refiere a cuando lo que se garantiza son los derechos constitucionales de una persona.
  • Legal: cuando la garantía se encuentra establecida por ley.
  • Y por último, el tipo de garantía convencional: que se da en los casos en los que la garantía es pactada libremente por las partes de una relación.

En otras palabras, la garantía es todo aquello que nos brinda con fianza y estabilidad en el mundo de las finanzas. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *